Derecho Empresarial - Ley de Inmigración - Naturalización

Propuesta prevé reducir la inmigración

legal a la mitad

 

Por Lorraine E. Pérez / Agosto 4, 2017

REGISTRATE A NOTICIAS Y PROMOCIONES

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

ARTICULOS RECIENTES

El día miércoles, el Presidente Donald Trump apoyó una propuesta modificada, inicialmente introducida en Abril, por los senadores Tom Cotton (Arkansas) y David Perdue (Georgia), para reducir la inmigración legal a la mitad. La nueva propuesta busca reducir drásticamente la inmigración legal, excluyendo los padres de ciudadanos americanos como categoría inmediata, entre otras, eliminando el programa de loterías de visas (diversity visas), y reduciendo el número de refugiados que pueden ser admitidos cada año a 50,000. En fin, el efecto sería cortar a la mitad los números de visas de inmigrantes (tarjetas de residencia) disponibles de un millón a 500,000 al año.

 

Nuevamente, el Presidente está tratando de cumplir con las promesas de su campaña, cuando decía que el rápido crecimiento de la inmigración en el pasado siglo había perjudicado las oportunidades de trabajo para los americanos y arriesgado la seguridad nacional, de ahí que la legislación se denomina: La Reforma de la Inmigración Americana para una Empleomanía Fuerte (RAISE Act). El Presidente considera estos cambios necesarios para proteger los trabajadores americanos.

 

La legislación marcaría un cambio importante en las leyes de inmigración de los Estados Unidos, ya que desde mediados del siglo pasado, se les ha permitido a un número creciente de inmigrantes venir a los Estados Unidos a trabajar o reunirse con familiares, quienes viven ya legalmente en el país.

 

Bajo esta legislación, el nuevo sistema de inmigración otorgaría puntos a los aplicantes de las tarjetas de residencia basados en factores como, habilidad con el idioma Ingles, niveles de educación y habilidades laborales. Esta legislación, específicamente, buscaría eliminar las preferencias como la de hermanos, hijos solteros y casados y padres de ciudadanos americanos, creando para estos últimos, una visa temporal renovable para que puedan venir a cuidar. Bajo el sistema actual, la mayoría de los inmigrantes legales son admitidos a los Estados Unidos a través de lazos familiares. Básicamente, los ciudadanos americanos pueden pedir a sus cónyuges, padres e hijos menores de edad por un número sin límite de visas, mientras que los hermanos e hijos solteros y casados se les otorga un número limitado de visas.

 

Esta propuesta legislativa no es la respuesta a la reforma que nuestro país necesita para un sistema migratorio del siglo 21 que nos beneficie a todos. Esta propuesta busca separar familias y penalizarlas, cuando estas hacen contribuciones invaluables a nuestra economía. De hecho, más de la mitad de las compañías nuevas de Silicon Valley, fueron fundadas por inmigrantes, muchos de ellos vinieron a este país con visas basadas en lazos familiares.

 

Si esta propuesta fuese a convertirse en ley, sería también devastadora para nuestra economía, pues busca eliminar las visas para empleos de bajos salarios del sistema migratorio, y muchos negocios dependen de esta fuerza de trabajo inmigrante. Negocios como los hoteles, restaurantes, etc., se verían sumamente perjudicados, ya que estos empleos muchos americanos no los quieren hacer.

 

En vez de este prototipo de propuestas, necesitamos que el congreso pase una reforma migratoria que le asegure a los Estados Unidos de América leyes justas e inteligentes que salvaguardarán las familias y ayudaran a construir nuestra economía.

 

 

REGÍSTRESE PARA NOTICIAS Y ACTUALIZACIONES

Submitting Form...

The server encountered an error.

Form received.

Disclaimer: The hiring of a lawyer is an important decision that should not be based solely upon advertisements. Before you decide, ask us to send you free written information about our qualifications and experience. This website is designed for general information only. The information presented at this site should not be construed to be formal legal advice nor the formation of an attorney-client relationship.